¿Qué es una gestoría?

Están en nuestra ciudad pero en muchas ocasiones no acudimos a ella hasta que no es estrictamente necesario; a veces incluso se desconocen todas sus funciones, y es que las gestorías están para facilitar muchos procesos a los ciudadanos.

Una gestoría es una empresa que ofrece servicios de gestión de administración a empresas y autónomos. Toda gestoría tiene al frente al menos a un gestor administrativo acreditado por un colegio profesional.

Las gestorías son un elemento fundamental pata dichas empresas y autónomos, en referencia a la externalización de servicios.

Contar con un gestor que tramite los documentos y realice los trámites administrativos es una de las mejores decisiones a tomar dentro de la empresa, ya que es él quien cuenta con la titulación y experiencia necesaria para resolver los problemas de sus clientes.

Funciones de una Gestoría

Las gestorías llevan a cabo servicios de gestión administrativa a través de gestores que, en ocasiones, actúan por medio de representantes para promover aquellas gestiones que no requieren la técnica jurídica.

Por lo que se está optando últimamente es por los servicios integrales, para que satisfagan necesidades de las empresas, y por eso se ofrecen en las gestorías servicios de asesoría fiscal, contable y laboral.

No obstante, las labores de una gestoría para con una empresa están relacionadas con la tramitación de escrituras públicas, certificados, impuestos de trasmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, así como importación y exportación de vehículos, matriculaciones, tarjetas de transporte, informes registrales, y licencias de toda clase. En conjunto, los servicios que se ofrecen son:

· Trámites fiscales:

Su principal labor es llevar la contabilidad de la empresa. Cuestiones como las retenciones del IRPF, declaración trimestral del IVA, declaraciones de la renta y posibles deducciones son tarea del gestor.

· Trámites laborales:

Realizan las nóminas, previsión de gastos, tramitación de latas y bajas, contratos, políticas laborales y despidos, entre otras gestiones.

· Certificados:

Tramitan certificados de todo tipo, como por ejemplo de la Seguridad Social, o cotización.

· Estudio y solicitud de ayudas y subvenciones:

Todo el proceso administrativo para optar a ciertas ayudas, lo realiza la gestoría. La misma gestoría se encargará de tramitar todo lo necesario ante organismos oficiales.

· Gestión de negocios:

La gestoría puede ofrecer soluciones de gestión adaptadas a la empresa, que abarcarán distintos servicios. Sus prestaciones van desde la contabilidad, la comprobación de costes, gestión de nóminas, hasta el análisis fiscal.

· Velar por la actualización respecto a la normativa laboral y fiscal:

Es importante que la información esté actualizada para estar al tanto de los cambios que se produzcan.

Diferencias entre una Asesoría y una gestoría

En lo coloquial, los términos no se diferencian y se usan como sinónimos. Sin embargo, existen diferencias entre los servicios que ofrecen y las labores que desempeñan.

Oferta de Servicios de una Gestoría versus Asesoría

Una gestoría cuenta con una oferta de servicios más amplia que una asesoría, que se centra básicamente en la información fiscal, contable y laboral. La gestoría ofrece también asesoramiento sobre sociedades, prevención de riesgos laborales, trámites para realizar una licencia y trámites de autónomo.

Se trata de dos servicios complementarios. Entre el asesor y el gestor, la diferencia reside en la tarea profesional.

El asesor, como su nombre indica, asesora a los clientes, mientras que el gestor tiene competencia práctica para realizar esos trámites desde el punto de vista legal; el gestor realiza la tarea del cumplimiento de las obligaciones fiscales.

En Asesoría Gestoría Gap contamos con los mejores profesionales y servicio de gestoría: administración de fincas, gestión de alquileres y un gran equipo jurídico y laboral para facilitar tu vida.

Escriba un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. * es un campo requerido.