Sistemas de protección contra incendios

Asesoría GapAsesoría en Madrid FuencarralSistemas de protección contra incendios

Es un hecho que el riesgo de incendio en las comunidades está presente y es real, sobre todo en esta época del año, en invierno, cuando prolifera el uso de estufas, radiadores, o incluso con las instalaciones eléctricas de las luces de Navidad. Es importante que todo esté en regla para preservar la vida de las personas y el hogar.

Con los sistemas adecuados y adaptados a la ley vigente, los descuidos no sobrepasarán el peligro.

Todos los elementos que encontramos en las comunidades de vecinos relacionados con la prevención de incendios se encuentran bajo una estricta legislación.

Sistemas de protección contra incendios, una obligación

Es el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad el encargado de elaborar y publicar la Guía Técnica de Aplicación del Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios, conocido como RIpci (R.D. 513/2017) de carácter no vinculante y cuya intención final es facilitar la aplicación de este reglamento.

Todas las comunidades de vecinos están obligadas por esta ley a disponer de Instalaciones de Protección contra Incendios realizadas por una empresa instaladora autorizada ante la Dirección General de Industria.

¿Por qué es recomendable, además de obligatorio, contar con protección ante incendios?

Además de los riesgos inherentes en la vida cotidiana, el uso de aparatos eléctricos y otros elementos, la realidad es que muchos edificios datan de una época en la que la legislación no obligaba a disponer de medios para detectar y poder luchar contra el fuego.

Con el paso de los años tampoco se ha exigido ya que no han variado respecto a sus licencias de construcción y de primera ocupación o funcionamiento. Sin embargo, el riesgo es el mismo en todo tipo de edificios, ya sean de antes de 2006 o de después, cuando se legisló este aspecto. Por lógica, contar con cualquier sistema de prevención será positivo.

Sistemas básicos de protección contra incendios:

Según se recoge en las normativas y reglamentos, las comunidades de propietarios deben contar con unas medidas de protección contra incendio. Partiendo de la base de que el mejor incendio es aquel que nunca se produce, hay que estar preparados por si tiene lugar.

En función de los metros cuadrados del edificio y otros condicionantes se deben instalar los extintores, luces de emergencia, señalización luminiscente de salidas de emergencia, hidrantes, puertas ignífugas y detectores de humo, al margen de todos los elementos de protección pasiva relativos a la construcción del propio inmueble.

Todo ello está enfocado a que los incendios no se propaguen y si lo hacen se puedan sofocar cuanto antes, evitando daños en los hogares y preservando la vida de los vecinos por encima de todo.

El papel del administrador de fincas respecto a los sistemas contra incendios

Todos estos elementos deben estar correctamente instalados y revisados en tiempo y forma. Los extintores manuales, columna seca y sus bocas de carga, tomas de agua y equipos de manguera deben revisarse cada año;

Debemos conservar en perfecto estado el alumbrado de emergencia y la señalización de las vías de evacuación; las pinturas antifuego se han de reponer cada dos años, y las vías de evacuación de un edificio son principalmente los pasillos, la escalera y el portal por lo que se debe evitar que estén obstruidas.

Por todo ello es importante que el Administrador de Fincas Colegiado mantenga una relación directa con la empresa homologada contra incendios.

De esto puede depender el nivel de gravedad de un incendio y sus consecuencias. Llevar un control de los requisitos en los sistemas anti incendio es parte de los servicios que ofrece GAP Asesoría, en relación directa con el bienestar y la calidad de vida de las personas.

Escriba un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. * es un campo requerido.